Comentario sobre los argumentos del X Enapol 2021

Por Elena Sper

El texto de Ram Mandil  aborda algunos lineamientos como la dimensión “de un real” que a diferencia del real de goce que hemos ubicado anteriormente  a partir de una prohibición nombra un  “nuevo real” más bien producido a partir del levantamiento de toda prohibición facilitado por los alcances de la técnica, un empuje al goce sin límite. Al todo es posible,  a la negación, a la incapacidad  de permitirnos el “no”, Un “no” que permita al sujeto a hacer algo, y que le impida , más bien de estar en condiciones de hacerlo todo. A este punto Byung -Chul Han  lo llama  un “exceso de positividad,” en donde las ideas de libertad y desregulacion, eliminan en masa barreras y prohibiciones, que son las que constituyen una sociedad regulada  y las consecuencias de esta deslimitación y falta de barreras ; es más, una promiscuidad generalizada, en la cual creería que no habría posibilidad de  alojar el amor sino más bien lo real puro del goce. 


Podríamos articular a esto también  con respecto, a la dignidad del amor en contraposición a la degradación de la vida amorosa lo que Freud nombró  como el Das Ding, aquel objeto del cual nunca podremos volver a obtenerlo y que deberíamos entonces aceptar  aquellas satisfacciones  sustitutivas a las que sólo podemos alcanzar. Una demanda o una exigencia más allá de esto no produce otra cosa que los caprichos del amor y  una constante desorientación. 


Gabriel Racki  titula su argumento  “Los Poros del amor”, convoca y orienta hacia muchos ejes relacionados entre sí , encontraría mejor llamarlos los “agujeros del amor “ como el texto lo indica agujeros posibles por una experiencia analítica, si hay algo de la experiencia que en sus finales, más allá de dar cuenta de lo real y de la ausencia del significante que complete el saber, también da cuenta sobre aquello que Lacan menciona como  “No hay otro del Otro” punto medular que se logra  evidenciar en un análisis, a partir de ahí,   la queja queda sin sentido alguno, no hay queja dirigida  a un otro y esto abriría una dimensión posible a un amor menos loco y más apacible que permita el lazo amoroso de la buena manera, o el bien decir del amor. 
Nos encontramos con la inexistencia del Otro como el Otro del goce, y esto abre justamente  la dimensión de los agujeros del amor. Poros del amor que, que emergen en un final de análisis, aquellos significantes sin sentido, nos conducen a la creación, a la invención necesaria para hacer existir el amor posible, desbrozado de las exigencias que muchas veces hace que emerge a la otra cara del amor, al odio. 

Preguntarnos sobre lo nuevo del amor como lo plantea Alejandro Reinoso, es poder  pensar qué nuevas formas o qué elementos podrían sustituir a la palabra de amor que hace la función de lazo  entre dos, entre los dos goces tensión del Uno, porque ahí donde el goce autoerótico impide la relación sexual , la palabra de amor vela esta imposibilidad permitiendo un amor posible y amable. En la actualidad, ¿qué podría velar esta imposibilidad?  ya que el empuje no es velar lo imposible sino más bien develarlo, denunciarlo, negando así la hiancia que a todos nos atraviesa. Quizás muchas cosas  podrían estar haciendo dicha función, el consumo y la  obtención sin fin de objetos, el empuje a la infinita juventud, a la belleza y a la estética, a manera de obturar, reemplazar y compensar, la afectividad, la atención y aproximación entre los sujetos, necesaria en la relación amorosa. Lo vemos sobre todo como modelo de amor en los lazos de padres e hijos tratando de evitar las dificultades propias de la relación con la proveeduría, con todo tipo de artilugios que las tecnologías y el mercado ofrece, pero a esto no escapa tampoco a las relaciones amorosas de las pareja contemporáneas capturadas  por el  consumo quedando relegado el  amor como prioridad. 

Nuestro Encuentro Americano del Psicoanálisis de la Orientación Lacaniana

Llegó el día del banquete y no el de Platón, se trató de otra conversación, la de los argumentos del X ENAPOL puestos a cielo abierto. Los invitados pasamos adelante con la cosquilla que a cada uno le suscita “Lo nuevo en el amor”.

Nos recibió la Presidenta de la FAPOL Viviana Berger, con una provocación viva: “atravesemos la pandemia, el trauma, la angustia y el encierro, generando lazo, palabra, poesía, pasemos a lo nuevo, lo original, lo inesperado”.

La Presidenta del décimo encuentro americano Lizbeth Ahumada, a través de sus preguntas elaboradas con ímpetu amoroso logró que los tres equilibristas: Gabriel Racki (EOL), Alejandro Reinoso (NEL) y Ram Mandil (EBP) pusieran en maniobra sus propias elaboraciones. Producto de la conversación se esbozaron preguntas comprometidas y podríamos decir también proyectos de investigación para un recorrido nuevo.

 A continuación, algunos recortes que nos convocan al trabajo.

“El título y la persistencia del significante porosidad no viene de ninguna elucubración filosófica, conceptual o teórica. Viene de una conversación clínica (…) en esa conversación clínica se reiteraba la pregunta que vale por miles de conversaciones clínicas de estos años que es ¿por dónde entro? ¿por dónde le entro a este sujeto? ¿por dónde se puede abrir paso a alguna palabra que haga resonar algo del amor al inconsciente de alguna forma?”

Creo que es una vía de interrogación para ENAPOL indagar los agujeros, ampliar nuestra indagación de los agujeros (…), ¿por dónde entra la palabra de amor?

En ese mismo punto donde se produce el corte en el funcionamiento del sujeto (…) es un punto de entrada para una animación distinta del sujeto, si el sujeto venía saturando en su repetición mortífera su vida, la introducción de un corte o del vacío

es la apuesta de introducir otro tipo de animación para su vida “.

Gabriel Racki (EOL)

“¿En qué consiste que el amor permite aislar los unos totalmente solos? ¿qué lugar tendría la mediación? Estamos hablando de una mediación del amor en ese punto, una mediación del amor que hace disyunción con el saber, donde ya el saber se ubica en torno del amor.

Entre los analistas la mediación supone no una medianía (…) ¿Qué permite que haga de medio, de interrelación? La comisión de bibliografía encontró una cita del seminario 21 que dice que si el psicoanálisis es un medio, es en el lugar del amor que se sostiene” entonces, medio, amor-sostén, amor-soporte para poder aislar los unos solos que también son soporte del ser hablante, esa pregunta al interior de los unos solos de las escuelas tiene toda su relevancia. 

Alejandro Reinoso (NEL)

“¿Qué de la dignidad puede estar presente en el amor? Esto es una hipótesis de trabajo (…) el tema del amor eterno es justamente la perspectiva de borrar, la temporalidad del amor, la conexión entre el tiempo y el amor (…) Consideremos está conexión íntima que Lacan señala entre el tiempo y la libido, hay una presencia irrefutable de la libido en la cuestión del tiempo, por ejemplo nuestra práctica de las sesiones analíticas que son una articulación entre la dimensión temporal y la libidinal. ¿cómo investigar esta dimensión temporal del amor?

Creo que es interesante tomar esta dimensión de la relación entre el amor y la demanda, también si podemos pensar en la desconexión también entre el amor y la demanda. De una manera radical podríamos considerar que cuando el ser hablante habla está en la dimensión de la demanda sólo por la demanda se habla (…) ¿cómo conferir también dignidad a lo que demandamos? Esto es una cuestión de cada día, incluso de cada momento que hablamos”.

Ram Mandil(EBP)

Algunos extractos de la conversación. Como dijo Viviana Berger será un trabajo preparatorio federativo, esta conversación fue sólo un preludio.
  Andreina Solórzano
  Secretaría de prensa y difusión (FAPOL)

___________________________

Los invitamos a leer las palabras de apertura de la conversación sobre el argumento del X ENAPOL, a cargo de la Presidente de la FAPOL Viviana Berger.

Presentación de las secciones del boletín ahh?!

Del X ENAPOL

Estas cuatro secciones serán cuatro hilos que se trencen, abiertos a sumar contingencia, novedad, provocación y encuentro en nuestro rumbo hacia el X ENAPOL. Sus contenidos se anunciarán como destellos en el boletín y quedarán invitados a leerlos, en detalle, en la página web del X ENAPOL.

Alguien lo dijo

Sintagma tomado del principio de Bourbaki: “alguien lo dijo, alguien lo hizo decir, alguien lo consideró importante”, alojará los decires de colegas en torno a citas vivas, preguntas y líneas de investigación que toquen el campo del amor y sus novedades. “Alguien lo dijo” permitirá que circulen piezas precisas y transfieran su interés, como combustible, a la indagación que cada uno esté sosteniendo. Trabajo en transferencia.

Polis-amor

“Polis amor”, invita a jugar con el malentendido. Desde la polis, como espacio social donde se tejen los lazos, hasta lo poli, vinculado a la pluralidad, lo múltiple y también lo diverso.

“Polis amor” será el espacio, en el boletín del ENAPOL, donde analistas y no analistas contribuyan con sus lecturas y articulaciones sobre la pregunta que nos convoca en este Encuentro ¿Qué es lo nuevo del amor? ¿Cuáles son las modalidades contemporáneas de los lazos? ¿Cómo ello se expresa en la ciudad, en el arte, en los discursos de la cultura?

Dejarnos enseñar por lo que dice la literatura, la poesía, la música, el cine, lo que dicen las paredes de la ciudad, los actores de la polis, casi continental de nuestras tres escuelas, sobre lo poli de los lazos y del amor, ¡es la apuesta!

Provocados, invitados, estamos todos. Iremos leyendo a uno por uno en la respuesta singular a esta propuesta de elaboración.

Cart@s

La sección Cart@s alojará breves intercambios epistolares entre colegas. Este espacio busca que se produzca una correspondencia no cerrada en un saber expuesto, sino que deje abiertos nuestros poros vía preguntas, ocurrencias o puntuaciones provocativas. El tono es informal, modo email, chat, postal.

¡Será un gusto sobrevolar, luego, las tierras del ENAPOL y leer estos surcos epistolares!

Diccionamorario 2.0

El lenguaje -en su elucubración sobre lo que afecta a los cuerpos y tocado por lo vivo de lalengua-sigue escribiendo lo nuevo en el amor. Esta sección recibirá aportes de la comunidad para la escritura colectiva de un diccionario que presente las nuevas palabras, modismos, neologismos, locuciones que conciernan al amor y las nuevas modalidades de sus lazos. Las letras entrarán en el torbellino de los modos de decir el amor en cada localidad y resonarán, al final, en la polifonía del país del psicoanálisis.

¡Invitados a leer, a escribir, investigar, a dejarse flechar, concernir… amar!

Comisión Boletín y Comisión Cultura, X ENAPOL.

Diccionamorario 2.0 – ENAPOL

DICCIONAMORARIO 2.0

Queridos colegas,
Escribimos para invitarlos a hacer un aporte a la sección DICCIONAMORARIO 2.0, que pasará por el Boletín ahh?! del X ENAPOL y se alojará en su página web.
El lenguaje -tocado por lo vivo de lalengua y en constante elucubración sobre lo que afecta a los cuerpos-, sigue escribiendo lo nuevo en el amor. La invitación es a que envíen palabras, modismos, neologismos, locuciones actuales y locales que conciernan al amor y las nuevas modalidades de sus lazos. Les pedimos que, con la definición del término, incluyan un breve ejemplo que aclare su uso y que informen la localidad (ciudad, país) desde donde escriben. Publicaremos el nombre de quién hace el aporte.
Estos textos -que no superarán los 400 caracteres con espacio incluido-, los recibiremos en el correo del Boletín del X ENAPOL, boletinxenapol@gmail.com, desde hoy mismo.  Irán viendo aparecer este vuelo de letras en el curso del año. Cuando llegue el momento de encontrarnos contaremos con un resonante tesoro de significantes.
¡Anímense a escribir! Esperamos sus aportes.

Comisión Boletín ahh?! X ENAPOL

X ENAPOL: Primera Conversación

El día 13 de diciembre se realizará la primera Conversación:
Argumentos del X ENAPOL
, para la cual ya están abiertas las inscripciones.
Compartimos el afiche del encuentro.

Puedes revisar los argumentos en: http://x-enapol.org/argumentos/
Para la inscripción: https://forms.gle/cCQZyJgkaQP7KncF8

Papers preparatorios del XII Congreso de la AMP

Ya están disponibles
todos los “Papers” preparatorios del
XII Congreso de la AMP.

Para acceder a ellos, haga 
click sobre la imagen

Conversatorio “Legislaciones, derechos y clínica psicoanalítica, ante la protocolización del mundo educativo”*

Por: Ivonne Espinoza – Participante del Observatorio de FAPOL “Legislación, Derechos, Subjetividades Contemporáneas y el Psicoanálisis”.

Desde que Jéssica me invitara a ser parte de este Conversatorio, llamó mi atención el título del mismo, dos términos especialmente: “mundo -educativo-” y “protocolarización”.

Mundo, es una expresión que he escuchado, desde distintos actores de la educación: autoridades, psicólogos, docentes, por supuesto.

Algunos para aseverar que su institución es un mundo distinto a otros (a otras instituciones) y, también para referirse a sus estudiantes, a las familias: El “mundo en el que viven los niños y los jóvenes”, del “mundo que le han construido sus padres”.

¿Se trata entonces, de una Institución donde se encuentran los mundos? Encuentro es introducir ya una apuesta, conversaremos de qué apuesta se trata.

Es posible escuchar también, las quejas, los impasses con los que se encuentran los docentes a la hora de educar, esto supone que hay docentes que desean educar. En ellos quiero detenerme también esta noche.

Ellos no dirán la ‘protocolarización’ de su mundo, son sencillos, dicen cosas como: “¡Esto es puro papeleo!”, y se preguntan: “¿Y a qué hora doy clase?” O exclaman: “¡Todo es evidencia!”.

Puede entonces un docente alojar a un estudiante, provocar que un joven desee ir al colegio, que un niño haga de la escuela un lugar, su lugar; pero cuando algo de esto no está en el registro (una ficha, una foto, un informe) y haya sido ordenadamente cumplido, desde lo que dicta la ley, quedarse del lado de la inexistencia, ¿lo que no se muestra no existe?.

Pareciera una encrucijada, “los imposibles de enseñar”. Manoni, en su texto La Educación Imposible planteará que el problema no es sólo teórico o doctrinal. Hay que inventar, que re inventar continuamente una práctica.

¿Qué oferta un docente desde su práctica?, en esta época en la que los protocolos, las rutas, han ingresado a su salón de clase y de donde deben salir las evidencias. Se vuelve imperativo “elevar” (término jurídico) elevar la experiencia docente a la constatación visual, tangible y medible.

Mismos protocolos para distintos niños, niños ubicados como casos. Jóvenes aburridos, docentes agotados.

¿Qué discurso nos empuja a consumir rutas, consumir los insumos protocolizadores?, ¿Cómo es que el criterio del docente, el saber sobre su estudiante queda invalidado?

Insisto en decir que los he escuchado, porque eso implica que hay un relato, que hay una experiencia (docente) transmitida en palabras. El ser de la palabra.

Un relato, donde opera también la pregunta…

  • ¿Por qué una única ruta, no necesariamente produce una salida para la ‘problemática’?.
  • Un estudiante no es igual a otro, ni un estudiante es igual todos los días.
  • Si los ‘expertos’, son los que dicen lo que hay que hacer, ¿Por qué no siempre se producen los efectos esperados?.

No es casual que se avance en aras de los protocolos, porque es la propuesta del todo-regulado, que nada se escape. No es el docente más, la autoridad en su salón, porque se encuentra frente a la exigencia de que se ajuste estrictamente a lo estipulado.

Manzotti en el texto Desafíos en las Escuelas I señala: “Se inhabilita a los padres y a los maestros, se adormecen cumpliendo las pautas y los protocolos indicados por el especialista. ¿Qué efecto produce esto? Que los niños quedan solos, sin nadie que los aloje”.

¿Adormecer o desobedecer?

Los docentes son creadores, capaces de acoger a niños resistentes a la relación con el otro y convertir una escuela en un mundo donde la creación los guía.

¿Habrán creado la desobediencia como una maniobra en la que la apuesta del encuentro y la inventiva se pone en marcha?.

Sin duda alguna dan cuenta (sin percatarse o no) de aquello singular en cada uno de los estudiantes, y claro en cada uno de ellos en su ejercicio.

El mundo del niño y del adolescente, encontrándose con el mundo de sus educadores, ¿qué puede sostener la acción escolar, sino es el deseo del docente por su función?. Función que toma distancia de las ofertas actuales, no es cualquier época ante la que se enfrenta el acto escolar, es la época de la eterna felicidad, de la medicalización de comportamientos, de las diferencias percibidas como perturbadoras.

Por Freud, estamos advertidos de que Educar, es una de las tres profesiones imposibles, pero imposibles porque algo se escapa, sabemos bien que la burocratización persigue lo contrario; lo que está en juego es que los niños y los jóvenes están en las instituciones escolares, como su forma de inserción en lo social, donde la burocracia exige que los adultos retrocedan y abran el paso a la intervención externa, evaluaciones que concluirán en tratamientos (de todo tipo). Una situación propia de los jóvenes y su acto de socializar rápidamente ‘elevado’ a una situación de riesgo…E incluso trabajar para la prevención. La burocracia obturando la inventiva, al saber pedagógico, se cataloga a los comportamientos como patologías y a los docentes como una extensión del terapeuta.

No-obediencia, para lograr detenerse, para enunciar que sus estudiantes no calzan en todas las casillas.

¿Qué hace que un niño quiera enseñarle a su profesora el trabajo realizado, sino es lo que ésta le devolverá en palabras?  ¿Qué se genera en un docente cuando recibe al grupo más difícil de la secundaria, y aún así no renuncia? (Renuncia, entendida como la acción de retroceder frente al acto escolar).

Desearía proponer para la mesa de conversación, entre nosotros y quienes han decidido asistir hoy, esa forma ¿subversiva? que ha encontrado el docente en el país frente a lo que ha ingresado a su mundo, de manera disruptiva.

Hebe Tizio, a manera de conclusión en el libro Re inventar el vínculo educativo afirma: Se trata de que cada uno haga lo mejor posible su tarea de albergar la particularidad del Sujeto, que es a lo que éste tiene ‘derecho’.

La clínica psicoanalítica por la apuesta de una lectura, entre varias, en las que un docente es también alojado en una institución, ir construyendo una buena manera.

Hacer con ese resto de la protocolarización.

Lacan, en 1953 en Función y Campo de la Palabra dirá: “Mejor que renuncie quien no pueda unir a su horizonte la subjetividad de su época”.

*Fecha del Conversatorio: 16 de agosto de 2019. Lugar: SUM de la Facultad de Filosofía de la UCSG.