BOLETÍN # 1 “VIOLENCIAS Y PASIONES”

Logo

BOLETÍN # 1 “VIOLENCIAS Y PASIONES”

En nuestro primer número de “Violencias y pasiones” rememoramos el gusto por el comentario de cita. En esta ocasión es María Llorens quien toma la historia con sus impurezas para aventurar una aproximación entre Benjamin y Freud: ambos intentando lidiar con “lo misterioso y profundo” en el panorama de las pasiones por lo real modernas. ¡Buena lectura!

Jessica Jara, Responsable del boletín.

 

Comentario de cita:

“Ahora, llama la atención el hecho de que Lacan en la mística ha hecho una selección… Habría que incluir también en la serie de los autores que Germán García nos presenta lo que hizo Walter Benjamin con su amigo Scholem antes de la migración de éste a Israel. Ambos rehabilitaron, en las Luces, la mística como el horizonte del marxismo, en tanto que heredero de las Luces, no percibía. El trabajo de Benjamin es crucial para redefinir este horizonte de la razón que en su perspectiva tiene que dejar un lugar a la manifestación de este Otro que viene a perturbar la razón encarnada en normas”.

Eric Laurent, Seminario “Pasión y ética del psicoanálisis”. En “Los objetos de la pasión”.

Por: María Llorens. Historiadora, cartelizante NEL Guayaquil.

Desde una perspectiva secular, Benjamin recuperó la teología para el marxismo[1], entendiendo que se trataba de una fuerza oculta, “explosiva, mesiánica, revolucionaria” (Löwy 2012: 52) que exigía la rememoración de las posibilidades derrotadas en el pasado. Contra el evolucionismo del marxismo ortodoxo del Partido Comunista, el liberalismo progresista y el reformismo de la socialdemocracia europea anterior a la segunda guerra mundial[2], Benjamin asumió la otra herencia que le pertenecía: la de la teología judía, subestimada, en nombre de la razón laica, por el paradigma positivista y la ideología del progreso. Así, propuso pensar el tiempo con sus impurezas, prestando una atención analítica a las interrupciones que abren posibilidades de revelación, revuelta y redención en el aquí y ahora.

El pensador alemán se dedicó a construir una teoría del conocimiento que partiera de los restos del derrumbe provocado por la guerra, de los detalles ignorados por las perspectivas positivistas, de lo mínimo como posible germen de una barbarie positiva en un contexto de empobrecimiento de la experiencia; y una metodología que aprendiera de los procedimientos literarios: alegorías, correspondencias (Baudelaire)  y  afinidades electivas (Goethe). Éstos servían al intento de lidiar con lo misterioso y profundo, para restituir semejanzas perdidas e iluminar críticamente los objetos, imágenes y textos.  Se trataba de una  iluminación profana inspirada en el surrealismo.

También en este terreno que Adorno denominó Ilustración oscura, Freud se diferenciaba de otros médicos y científicos de su tiempo, al revisitar la antigüedad greco-latina pensando la mitología desde las inquietudes psicoanalíticas y recuperando la idea de que los sueños son material para la interpretación. Benjamin y Freud se enfrentaron a aquello que la Ilustración había dejado a oscuras: investigaron y pensaron críticamente lo oculto, lo involuntario, lo onírico, lo irracional, lo mítico, lo extraño, lo bárbaro: una dimensión otra de la subjetividad, la experiencia y la historia.

boletin nel

Angelus Novus, Paul Klee.

Bibliografía: 

Benjamin, W. (2013) Libro de los Pasajes. (Edición de Rolf Tiedemann). Madrid: Ediciones Akal.

Benjamin, W. (2014)  Baudelaire. (Edición de José Manuel Cuesta Abad). Madrid: Abada.

Benjamin, W (2007) Obras. Libro II/Vol. 1. Madrid: Abada editores.

Freud, S. (2012) Obras completas. IV. La interpretación de los sueños. Buenos Aires: Amorrortu.

Löwy, M. (2012) Walter Benjamin: aviso de incendio. Una lectura de las tesis “Sobre el concepto de historia”. Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica.

Roudinesco, E. (2015). Freud en su tiempo y en el nuestro. Barcelona: Penguin Random House.

[1] La aproximación de Benjamin al marxismo –aunque heterodoxa- lo distanció de su amigo Gershom Scholem, que desconfiaba de la articulación entre materialismo histórico y teología.

[2] Benjamin escribe Sobre el concepto de Historia en 1940.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s