Marta Davidovich – IN MEMORIAN

Marta Davidovich.
IN MEMORIAN
_____________________________
“Me pregunto si la identidad personal consiste precisamente en la posesión de ciertos recuerdos que nunca se olvidan”
Jorge Luis Borges.
Hoy, esta mañana, martes 25 de julio, cuando uno esperaba encontrarse con Marta en esa cita casi cotidiana. Cuando esperábamos su compañía en este extraño territorio que es AMP-UQBAR. Cuando uno estaba convencido de que Marta nos traería una vez más, un día más el hilo que teje las vicisitudes de la AMP. Entonces, lo esperado, eso a lo que uno se acostumbra, por pura ingenuidad tal vez, se transforma en la ultima notica que uno quisiera leer, que uno quisiera escuchar. El golpe helado de su muerte nos sorprendió sin compasión. Y no hay cálculo anticipatorio posible que pueda dar tregua al dolor y a la tristeza que significa su pérdida.
He tenido el privilegio de compartir y de transitar junto a Marta una parte de la historia de la historia de la Elp, en sus instancias, en sus jornadas, en su palpitar cotidiano… Y por supuesto de la AMP en esa apuesta, hoy ya lejana, que significaba construir y sostener este soporte inédito desde el que hoy escribimos nuestra historia. Hacer de lo virtual un lugar habitable y que vehiculizara el affectio fue siempre el espíritu que oriento a Marta en nuestros intercambios. Ella formó parte desde el principio del comité Internet de la AMP y la presencia de su deseo decidido siempre fue una brújula.
Fuimos verdaderos compañeros de ruta, y la distancia geográfica que nos separaba nunca fue un obstáculo para ir tejiendo en el tiempo una de esas amistades teñidas bajo el manto de la complicidad y la confianza. On the road del Campo freudiano nos encontramos y ahí seguimos viaje hasta ayer nomas por decirlo así. Hasta hace tan solo unas semanas en que mantuvimos la última conversación, por teléfono, lo hacíamos con asiduidad. Uno sabía que Marta estaba ahí, que se podía contar con ella. Que su delicado estado de salud no había mermado un ápice su deseo inquebrantable por la causa analítica, su entusiasmo casi perenne, su humor, agudo y sorprendente. Y su valentía para hacer frente con una templanza envidiable a cualquier tipo de adversidad. Marta transmitía serenidad. Sabía relativizar de la buena forma la tragedia.
Me quedo con un recuerdo, el que me viene a la cabeza, lejano. Una noche de enero de un París helado. Una cena en Le Select, ese lugar que tanto le gustaba. La recuerdo porque en ese hablar de todo, en esa conversación que hace que el reloj desconozca las horas del tiempo. Algo hizo que dos soledades se encontraran. Hablamos del exilio, del suyo, muy distinto al mío. De Argentina, de París, de los hijos, de España, del mundo, imposible recordar de todo lo que hablamos. Pero fundamentalmente hablamos como dos analizantes. Y eso sin duda fue la marca privilegiada de una amistad que ya empiezo a extrañar. Hasta siempre compañera.
Queridos colegas, queridos amigos tomo transitoriamente la responsabilidad de la moderación de AMP-UQBAR bajo la triste ausencia de la que hasta ayer fue su moderadora.
Oscar Ventura.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s