Ana Ricaurte: También era Paloma

No está Nora, pero no puedo aun sentir su falta, ¡la tengo tan presente! Con su vitalidad, trascendiendo lo fisico que quería ponerle limites.

Justo en estos dias que hablamos del valor que tiene la presencia del cuerpo del analista, hoy quiero resaltar esta otra presencia, no virtual, sino la que queda resonando de una persona.  De Nora, su fuerza para opinar, entusiasmar, tambien para disentir, o interpelar. O, para hacer andar sus proyectos. Generosa para confiar en las personas, nos invitaba a acompañarla.  Gracias a ella empecé  en la cátedra en la carrera de psicología clinica, me promovió allí recién graduada y desde entonces ha sido un largo camino de un trabajo decidido, juntos, con ella y los otros, por hacer Escuela, por el psicoanálisis.

En la Nel, en nosotros, sus colegas y amigos, se mantendra el lugar de Nora con toda esa energía vital más alla de sus fuerzas, sostenida en ese empuje que llamamos deseo.

Permanece su imagen, guerrereando hasta el final, sin olvidar que también era “Paloma”, no en vano se lo habia dicho Jacques-Alain Miller, apuntando certeramente a algo muy central en ella.  Le encantaba recordarlo.

Seguramente tiene que ver con ese amor con el que hablaba de su familia

Ana Ricaurte

Miembro de la AMP

Con mucho afecto, Ana Ricaurte

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s