Juan de Althaus: In memoriam de Nora

Prefiero pensar que Nora Guerrero sigue viva en mis recuerdos y en las huellas cinceladas por sus enseñanzas. Hacía vibrar la Escuela cuando esgrimía su palabra afiliada y flexible, como una katana. No tenía empacho de decir lo que pensaba, arriesgaba, se exponía, sabiendo lo que hacía, como Atenea, la diosa guerrera del saber hacer. En los encuentros oportunos, preguntaba con sincero interés a la persona y sus seres queridos, con aquella sonrisa cálida fresca, acompañada de una mirada inocente y dulce. Un poco más de 20 años frecuenté su presencia en la Escuela y la Maestría de psicoanálisis, de la cual decía, era su contribución al campo que compartimos. En la presentación de mi tesis, fue tajante al decir que “Lacan no refundó el psicoanálisis, solo hay una fundación y un solo fundador, Sigmund Freud”. A su modo singular, lanzaba al vuelo sus preguntas, muy válidas, colocándose en el lugar del no saber. Hizo del psicoanálisis su propia pasión elocuente. Muchas gracias Nora, hasta la próxima remembranza.

Juan de Althaus

Asociado Nel Guayaquil

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s