Nota a Antonio

Por: Adriana Pérez- Asociada Nel Guayaquil

Un año después, un día después.

El 5 de mayo de 2021, recibo la impactante noticia que Antonio Aguirre, psicoanalista de la Nel y de la AMP ha fallecido. Cuesta creerlo, cuando tan sólo  a una semana de los viernes de escuela, siempre infaltable a estas, habíamos escuchado,  sin saberlo, que esa sería la última vez que su voz resonara con un comentario de esos que nos movía de la silla cómoda en la que pudiéramos estar.

Aprés-coup,  mis pensamientos se vieron llevados a esas palabras  que Antonio escribió un año atrás, a raíz del fallecimiento de Nora Guerrero de Medina, el 4 de mayo del 2020:

“No intentaré resumir los más de cuarenta años pasados desde que conocí a Nora Guerrero de Medina. Tendré que recorrer el duro trabajo de un duelo que tomará su tiempo y que dejará memorias”

Curiosamente, ya anticipaba un tiempo y duro trabajo para un duelo.  Estaba sin duda muy conmovido.

En un correo dirigido a su amigo y colega de Caracas,  Ronald Portillo, “para recordar y homenajear a nuestra fallecida y colega Nora Guerrero de Medina”,  nos llevó en esa memoria, por su propio recorrido, sus inicios en psicoanálisis, su viaje a Caracas en el ´80  “vimos a Lacan”.

Antonio fue – cuesta decirlo en pasado-  un psicoanalista luchador  incansable por la Causa analítica,  nunca retrocedía ante los tropiezos inevitables que la escuela presentara, irresistible a toda inercia que implicara una detención del movimiento analítico.  Quería la escuela abierta a los jóvenes interesados en el psicoanálisis y su formación,  el cartel, el cartel, era un férreo constructor del cartel.

Siempre dispuesto a participar en eventos, llevando    con su palabra aportes desde una formación no sólo en psicoanálisis sino en diversos campos. Así fue  que en  un viaje vertiginoso y apurado a Cuenca, asistió junto con su esposa, Jessica Jara, querida amiga y colega asociada a la Nel Guayaquil a  la  invitación que le hiciera para una mesa preparatoria hacia las Jornadas  regionales de la Nel  “Violencias y pasiones” en  Guayaquil  2016,  y dejando   ya allí dejó su impronta ante las autoridades de la Facultad de Psicología de la Universidad de Cuenca, entusiasmados para continuar en otras oportunidades.

Antonio, una presencia que nos hará falta en la escuela, la presencia de su palabra, con sus modos de decir y en su estilo tan propio.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s