Archivo de la categoría: Textos Políticos

La incertidumbre de la vida: Sus criaturas asesinas

Por: Antonio Aguirre Fuentes

Una exposición en el MAAC de Guayaquil tuvo como tema “La fecundidad de la incertidumbre”. Se espera que sólo de ésta puede salir un arte auténtico, uno que no se oriente por el comercio. La curadora de la exposición cree que los artistas deben tomar partido por los asuntos políticos, culturales y artísticos.

Ciertamente que vivimos en tiempos de incertidumbre. ¿Acaso el mundo del mercado, del comercio global, de la ciencia, no es también un mundo de incertidumbre? Paradójicamente tomar partido, cuando eso quiere decir Un Partido, acaba con la incertidumbre e instala, no el arte, sino la propaganda. Casi un siglo de esfuerzos socialistas para eliminar el capitalismo sólo produjo un capitalismo de estado salvaje. Hoy el estatismo que vemos sobrevivir es el capitalismo protegido de los parientes, amigos y donantes.

Fredric Jameson escribe que la caída de la sublimación marxista – la totalización de los conflictos múltiples en una sólo fórmula, la lucha de clases- nos devuelve a la proliferación: étnica, tribal, racial, religiosa, nacionalista, etc. Ya no se puede celebrar, como hizo Marx, una masacre de civiles “occidentales” a manos de unos pueblos colonizados, que sin saberlo, estaban contribuyendo a la revolución proletaria. 

Negri, visionario, cree que un magma formado por una multitud de causas rebeldes nos conducirá, espontánea e intrínsecamente, a la emancipación. El fallecido Laclau, más práctico, especifica que se necesita un liderazgo, una estrategia y, por supuesto, una organización. Pero desde hace dos o tres décadas se ha perfilado otra ruta para salir del nihilismo que angustia y deprime a los sujetos de la posmodernidad. Se trata de la religión.

Jacques Lacan, estrictamente freudiano, habla de las religiones como estructuras obsesivas. Pero en tanto no hay un sentido único como causa de partida resulta que el discurso de un obsesivo no tiene el mismo sentido que el de otro obsesivo. Por eso hay guerra de religiones ( Lacan, Jacques. Introducción a la edición alemana de un primer volumen de los Escritos, Paidos, 2012 ). Cada religión es una promesa de revelación de la causa postergada para el final. Esa causa está envuelta en el misterio, indecible, incognoscible. Sólo nos queda ese presentimiento que es la fe. 

Hay un atractivo irresistible en el sacrificio cuando el sujeto supone un Dios oscuro que quiere que se le ofrende lo más preciado como objeto de amor (Lacan, Jacques. Libro 11, Paidos, 2010 ). La concepción marxista sólo sabe de los objetos de la necesidad material, que pretende someterlos a una distribución planificada. El ideal capitalista es encontrar el modo de alimentar la demanda del sujeto con objetos-mercancías, desconociendo la dimensión del deseo. La religión, en su manifestación extrema, purifica el deseo y obtiene el deseo de muerte.  

El 11 de Septiembre del 2001 nos sacó del bío-ritmo de adormideras y estimulantes. A partir de entonces nos embriaga otro cóctel, hecho de terror , fascinación y rabia. Ya no se trata del choque de las clases, sino algo que se puede describir como choque de civilizaciones, según lo llama Samuel Huntington. Un idioma, un territorio y fundamentalmente una religión es lo que caracteriza una civilización. Robert Kagan sostiene que la rivalidad de las potencias -cada época tiene, inevitablemente, las suyas- ,  y la lucha por establecer un tipo de régimen – liberal democrático opuesto al  estatismo- anudan su racionalidad política con guerras religiosas absolutas y terminales. El régimen teocrático de Irán y su brazo armado libanés, Hezbollá, amenazan abiertamente con borrar del mapa a Israel en el plazo de dos décadas.

Este año 2016 concluye con atentados y guerra. En nuestra región el acuerdo del gobierno de Colombia con las FARC hace que éstas cambien de estrategia pero no de objetivos. El populismo que los guerrilleros colombianos van a ensayar ha traído los resultados que vemos en la muy sufrida Venezuela. Tendremos una pausa en lo militar y el inicio del AGIT-PROP (agitación y propaganda) de las ofertas electorales. La democracia liberal se tendrá que sostener con inteligencia y valor ante la demagogia. Por otro lado hay que estar atentos a las articulaciones venideras de los conflictos latinoamericanos con las guerras religiosas en curso. Hay fracciones de la izquierda internacional que hacen sus apuestas por las alianzas con el islamismo radical, en tanto lo suponen “antiimperialista”, es decir antinorteamericano. Borran un “capitulo de su historia” como diría Lacan: Khomeini liquidó y desterró a la izquierda iraní en los años 80.

Efectivamente podemos decir que la violencia en el mundo de hoy se ha resignificado. El islamismo yihadista, tanto el sunita como el chiita (acusado de  atentados mortíferos antijudíos en Buenos Aires, entre otros ), quiere depurar el deseo limpiándolo de la obscenidad imaginaria que prolifera en el “Occidente” infiel y apóstata. Esa basura retorna en la fantasía postmorten del paraíso con las 72 vírgenes. La convivencia multicultural en Europa  está a punto de estallar. El odio sectario del Estado Islámico y Al Qaeda (ambos de confesión sunita) encuentra, en las comunidades musulmanas, sujetos y grupos dispuestos a masacrar. Quieren provocar una reacción que conduzca a un escenario apocalíptico. Lo empiezan a lograr.

Ninguna religión puede decir toda la verdad, porque, como dice Lacan, faltan las palabras. Un real impenetrable se convierte en el reducto de donde manan los sentidos religiosos como consuelos temporales y promesas para el sujeto. Siempre hay los que no pueden soportar la vida- único mandato que reconocía Freud- y que se precipitan, asesinos y suicidas, a unirse con la causa final.  

http://laconversacion.net/ 2017/01/04/la-incertidumbre- de-la-vida-sus-criaturas- asesinas/

http://laconversacion.net/

El malentendido de las libertades civiles y el psicoanálisis

Antonio Aguirre Fuentes

Pudimos escuchar el informe de Acción Lacaniana en el Congreso de la AMP, repartido en tres temáticas: el psicoanálisis puro y el aplicado; la batalla del autismo; los estados de urgencia. Se destacaron las dificultades, los obstáculos, las resistencias, que la vía psicoanalítica encuentra en cada una de las colectividades. Cada delegado resaltó los adelantos y también los estancamientos. Casi sin excepción calificamos de acuerdo al dicho lacaniano: es normal.

Sin embargo a la hora de poner forma a nuestra defensa lo hicimos con un enunciado: el de los derechos democráticos. Por allí empieza una pérdida de rumbo estratégico. Lo democrático tiene que ver sólo con una mecánica de las decisiones, tanto si son por una asamblea, como a través de un órgano representativo. No dice nada del carácter, del propósito, de los efectos de dichas decisiones. 

Grecia era democrática, especialmente Atenas. El cristianismo puso la base moral y política para la democracia de todo el pueblo, de todos los hijos de Dios. De allí ya conocemos, a grandes rasgos, lo que se  ha llamado democracia en los Estados Unidos y en Francia. Lenin forzó la definición con su democracia sovietista y con el centralismo democrático de un sólo partido. Desde entonces existió la versión estalinista, la llamada “democracia popular” en Europa Oriental y en el mundo.

Democráticos fueron los gobiernos de Mussolini y de Hitler. Dieron los argumentos y métodos para los populismos que crecieron en América Latina, de los que tenemos hoy sus consecuencias. Han mutado sus referencias: ahora antiimperialistas, antinorteamericanos, socialistas. Tienen sus alianzas estratégicas internacionales forjadas a lo largo de unos 50 años: lo que tienen en común es el autoritarismo estatista, muchas veces con el aval de una forma democrática, y la práctica de un capitalismo salvaje monopolizado por un liderazgo archicorrupto.  

La democracia es el campo de batalla de la propaganda. Las ofertas y promesas, el establecimiento de las “equivalencias” laclausianas, las libertades para decir cualquier cosa antes de la votación. Jean Claude Milner ha visto el peligro criminal de la democracia europea llevada por su promesa de borrar todo límite, toda diferencia. 

Lacan decía de la democracia que con ella se elige siempre a los mismos y que ya es bueno cuando hay varios para escoger. Su ideal para una micropolítica, si cabe decirlo, era una Escuela sin caudillismo, sin capitalizadores de poder para un ascenso jerárquico. No proyectaba una “jerarquía cabeza abajo”, demagógica y anárquica, sino una “organización  circular” que funcionara con un programa simple y flexible. Lacan no era un dogmático, un utópico, un iluminado. Sabía que las cosas se consolidan con la experiencia. Apelaba a la sensatez para moderar la política. “Sólo soy liberal, como todo el mundo, en la medida en que soy anti-progresista” les dijo a los revolucionarios de París en el año 1969 (ver seminario 17).

Entonces no es de la democracia que los psicoanalistas podrían obtener un espacio para su existencia. Ella puede, bajo los lineamientos de los teóricos de la hegemonía y contrahegemonía, conducir a un estado de conflicto permanente, de un “agit-prop” donde la calle es primero el espacio de las bandas partisanas para luego implantar un orden policial, “chequista” como en la URSS, de los SS como en la Alemania nazi, de los Guardianes de la Revolución como en Irán. Los casos en nuestra América Latina son patentes.

Si el psicoanálisis ha de ser una experiencia de un “hablar por hablar” (JA Miller) como quería Lacan, ha de anidar en una colectividad regida por un “poder liberal”(Lacan, seminario 16). Allí donde la ciencia y el mercado capitalista han debilitado y dispersado el poder ha surgido un nuevo lazo social: el discurso analítico. El socialismo, ya en retirada, y las teocracias emergentes, no toleran una práctica que vulnera y derriba los ídolos de la subjetividad.

Los analistas ganarán en los espacios de un malentendido: el de las libertades civiles. Allí donde esas libertades- que son plurales y precarias- sean amenazadas o suprimidas, con todas las excusas de la verdad y la bondad totalitarias, no habrá oportunidad para ese monstruo charlón y amoroso llamado psicoanálisis.

Boletín Seminario de Texto Político #3

1
3ª SESION: 
ECOS DEL X CONGRESO DE LA AMP
MAYO  14, 10h (Bogotá)
2

El Comité Ejecutivo de la NEL propone a nuestra comunidad la tercera sesión del Seminario de Textos Políticos (STP) el próximo sábado 14 de mayo a las 10h (Bogotá).

El objetivo es repensar el Congreso de la AMP que acaba de transcurrir, en lo que se refiere a sus consecuencias y alcances para la NEL. Para ello, hemos propuesto a diferentes miembros una temática a ser expuesta de manera breve para que pueda relanzar la discusión.

Las temáticas planteadas aluden a la clínica, y proponen pensar nuestra Escuela en función de los giros epistémicos que produjo el Congreso.

Incluimos el programa de trabajo para el día sábado y les solicitamos a los Directores y Consejeros lo difundan en su sede y/o delegación y promuevan la asistencia de sus integrantes.

Cordialmente,
José Fernando Velásquez
Mónica Febres Cordero
 
 

EL INCONSCIENTE Y EL CUERPO HABLANTE- ECOS DEL X CONGRESO DE LA AMP

 

HORA

INTERVENCION

RESPONSABLE

10:00  PRESENTACIÓN: ¿Cómo incide la perspectiva del cuerpo hablante en nuestro lazo, en nuestras actividades, en nuestros dispositivos, en la manera en la que trabajamos?
Al respecto, ¿qué puso en acto este Congreso?
 MONICA FEBRES  CORDERO
10:10 ¿Qué quiere decir analizar al parlêtre?  
 ADOLFO RUIZ
10:20  Un avance en lo relativo al Pase: el tema del cuerpo.Señalamos el peso de un Congreso apoyado en el AE como medio para acceder al concepto de “cuerpo hablante”  ELENA SPER
10:30  ¿Cómo los conceptos nuevos iluminan la clínica?  
 CLAUDIA VELASQUEZ
 
10:40
El tema del Skabel, ¿religión?  
 JUAN FDO. PEREZ
10:50 Dos conferencias capitales: “El cuerpo hablante: entre el vacío y el exceso”, de E. Laurent, y “¿Del cuerpo al acontecimiento de cuerpo: una nueva práctica? de M. H. Brousse.  MARIA HORTENSIA  CARDENAS
11:00 ¿Qué se debate en el colegio del pase?  
 CLARA MARIA HOLGUIN
11:10  
DEBATE
 
11:40 CIERRE MONICA FEBRES  CORDERO

Comentario para la conversación del Seminario de Textos Políticos. Aporte al escrito del consejero Antonio Aguirre

Por: Ana Ricaurte Q.

Foto Ana Ricaurte“Una Escuela orientada por lo real es una escuela orientada por sus impasses, no un grupo que se los esconde a sí mismo”.  Creo que esto se fundamenta en el reconocimiento de Lacan  de que toda institución se funda sobre un real (Proposición del 9 de Octubre) y que es necesario saber de ellos, para allí hacer empalmes.

La Escuela del Pase enseña a la comunidad de analistas cómo se hace con ese real a nivel de cada uno.  Y destaco de manera especial la propuesta de Bassols en su discurso de Presidente de la Asociación Mundial de Psicoanálisis, de que eso se puede hacer en la más estricta confianza, que es la que permite esta experiencia en la Escuela. Se destaca aquí la confianza como un elemento esencial para esta experiencia.  Y por otra parte la rigurosidad en el funcionamiento del dispositivo, función de los Secretariados del Pase.  Confianza y rigurosidad para producir una enseñanza de cómo hacer con lo real.

Subrayo esta función de lo más íntimo de la Escuela, que no impide su acción hacia el “exterior en los temas más candentes de la actualidad”.  Nuevamente importa  un saber qué hacer frente a lo real. Dice Bassols, responder a este real con la transferencia y con la lógica fuerte del sinthoma, invención singular de cada sujeto.

Esta nota en el marco del STP me ofrece la oportunidad de pedir se considere la importancia de trabajar en la NEL las enseñanzas de los Carteles del Pase.

A propósito del Seminario de Textos Políticos de la NEL

El 31 de octubre se reunirá via Webex, María Hortensia Cárdenas con el Consejo Federativo de la NEL, en el Seminario de Textos Políticos, abierto a toda la NEL Regional. El texto que viene a continuación es una lectura cuidadosa y un comentario de los Seminarios de Jacques Alain Miller en Caracas y Bogotá.

Mónica Febres Cordero de Espinel

Monica Febres-CorderoDice Miller que una Escuela es una casa simbólica, una casa en la realidad que nos permite agruparnos, un lugar a donde se dirige la transferencia de trabajo:

“Es un lugar inconsciente.. Es participle de la otra escena; es como una encarnación del Otro para los analizantes y analistas;… es el lugar donde cada uno demuestra su relación con la autoridad, y la aceptación o no de la castración Esto se puede ver en el análisis de cada quien. Hay toda una investidura que va más allá de la institución.”

Comentario: La relación de cada uno con la Escuela no es sin la relación con el propio análisis. La Escuela figura, a nivel inconsciente, el Otro. Miller subraya la aceptación de la castración, es decir,  la tachadura del sujeto y la incompletud del Otro.

La Escuela es un instrumento, es un medio para adelantar las finalidades psicoanalíticas. Lo cita a Lacan: “…un instrumento para el psicoanálisis”.

Previene , sin embargo, de no idealizar la Escuela.

Comentario: Podríamos preguntarnos cuáles son las finalidades psicoanalíticas para cada Miembro en nuestra Sede.  Aludo a lo que se discute en la NEL Regional: ¿se trata del crecimiento de la Sede o la formación de Miembros y Asociados?

¿Qué criterios a considerar para un buen instrumento para el psicoanálisis?

La producción de analistas es condición para la transmición del discurso analítico. Pero se espera algo más: la producción de saber. Adelantar o poner al día el discurso analítico. Es una tarea necesaria. Las publicaciones deberían servir para poner la elaboración del saber al servicio de la Escuela. En ellas subyace un saber que motiva la investigacipon del Pase.

Comentario: hay dos maneras de entender el “instrumento para el psicoanálisis”. La producción de analistas y la producción de saber. Cabría preguntarnos, entre nosotros, por la forma como se dan en la Sede.

Sobre la conversación:

Siempre habrá cartas debajo de la mesa…es una realización del no todo. Sacarlas sería dar paso a la obscenidad imaginaria. No se trata de una catarsis aunque hay algo de eso. La verdad depende del contexto. La cuestión es pasar de lo patético al matema. (negritas mías). Bajar un poco la expresión del sufrimiento: hay lugares para hablar de eso.

Comentario: es una indicación preciosa para el trabajo grupal en la Escuela. No la “obscenidad imaginaria” ni lo patetico, y la alusion al análisis personal como el lugar indicado para resolver lo personal en el orden de lo patético.

Del patema (lo patético) al matema, y también al pragma, la acción. Miller sugiere una publicación para la Escuela. “Una presencia constante de trabajo”. “Pequeñas cosas prácticas que cambiarían la situación”.

 Comentario: darle la importancia que tienen nuestras publicaciones, que son, como dice Miller, una presencia –un dar cuenta- del trabajo que hacemos. El blog me parece un logro.

La permutación se podría utilizar para organizar el grupo analítico. Esto va con querer la Escuela, no con idealizar la Escuela. Si uno está en la Escuela debe soportar a sus compañeros; hay cierta medida de rivalidad, de no soportar al otro, pero debe haber un grado de solidaridad, de disposición a hacer cosas juntos. Esto es lo que establece la Escuela Una. Esta implica establecer una dimensión en la que todos apuntamos a la misma finalidad con respecto al psicoanálisis.

 Comentario: seguramente no hay Sede perfecta, ni Escuela completa. Aceptar la dimension de la rivalidad y de la existencia de lo insoportable en el otro. Pero “hacer cosas juntos” –es decir la dimension del trabajo, de la producción- parece la manera idónea de resolverlo.

 Sobre el INES

Un movimiento que propongo llamar “Iniciativa Nueva Escuela” (INES). Bajo el significante INES…pensar qué tipo de Escuela que se quiere…dar contenido al pacto simbólico. Significa aceptar algunos principios de la ética psicoanalítica, de la ética financiera, como no. Vamos a construir el concepto de Escuela…sobre la base de la Escuela Una.

Y vamos a retomar el compromiso, la orientación de la enseñanza, la presencia ante la sociedad.

“Elaborar un nuevo pacto de trabajo, de ética, de clínica, para permitir sobre la “Declaración de la Escuela Una” la fundación de una Escuela Regional.

 Comentario: ideas importantísimas. ¿Qué Escuela queremos? ¿Qué es para nosotros el pacto simbólico?  Implica ciertos principios éticos y un compromise financiero. Además, Miller marca la presencia en lo social.

Se trata de que lo real en juego en la trama institucional sea desplazado de su posición de “plus de goce” hacia otra posición donde pueda ocupar una función agalmática, capaz de despertar la causa en uno y en “uno por uno”.

Si al final estamos solos frente a la causa, es por eso mismo que es necesario reconstruir al Otro como espacio factible de interlocución.

Comentario. Un saber hacer con lo real, en la Escuela. ¿Cómo entender esa función de agalma? ¿Cómo lo real causa? ¿Y quién es para nosotros, el Otro de la interlocución?