Archivo de la categoría: biopolítica y transexualidad

PRESENTACIÓN: Observatorio sobre género, biopolítica y transexualismo

Coordinador: Alvaro Rendón Chasi

FAPOL

Este Observatorio tiene como punto de partida un levantamiento de información con el fin de localizar y escuchar el panorama de la situación actual y las problemáticas que aparecen en el Otro social y sus semblantes en los diversos contextos socio-políticos de países y ciudades de la NEL. A partir de ello se desprenden los siguientes objetivos de índole política, epistémica y clínica:

-Sus objetivos políticos son los de insertar el psicoanálisis en el debate de los movimientos de género, específicamente a nivel de los movimientos LGBTTIQ que se están produciendo en los diversos países de América. A la vez, investigar con el discurso del psicoanálisis las consecuencias que tienen las diversas leyes de identidad de género en estos países, así como las transformaciones culturales de estos movimientos en relación con lo social.

– Sus objetivos epistémicos son los de una investigación psicoanalítica en relación con el género, la sexuación y las transformaciones de discurso, es decir, cómo leer desde el psicoanálisis esos movimientos y cómo, a la vez, esos movimientos interpelan al progreso de los conceptos psicoanalíticos.

– Sus objetivos clínicos son orientados en el trabajo de poder situar y extraer las variables específicas en la dirección de la cura en aquellos sujetos que se ubican en relación con la cuestión del género: transexualidad, travestismo, homosexualidad, entre otros.

FACTOR (a) Revista de acción lacaniana de la Nel – Piedad Spurrier – “No tan solos en la ciudad”

“La iniciativa de la FAPOL de propiciar bajo una modalidad muy activa, a través de los observatorios, ha hecho que el Otro social, bajo sus distintas modalidades y discursos, haya permeado a las Escuelas de América que sin duda han facilitado la inserción e intervención de nuestros analistas en la realidad social en la que nos hallamos insertos. Por eso hoy, no tan solos en la ciudad, sin perder la referencia a la Escuela Uno empezamos a producir acciones directas en el ámbito social y político, lo que Lacan había definido como la Política del síntoma y sus consecuencias en el ámbito social”

 

 Del Edipo a la sexuación: un posible acercamiento psicoanalítico del “niño transexual”

Jacques Lacan (2015) en La significación del falo precisa que el complejo de castración cumple una función de nudo y permite dilucidar la posición inconsciente del sujeto para poder “identificarse con el tipo ideal de su sexo” (p. 653); responder al partenaire en la relación sexual “e incluso acoger con justeza las del niño que es procreado en ellas” (p. 653). Precisa también que la relación del sujeto con el falo es independiente a la diferencia anatómica genital (p. 654) y que será un significante privilegiado “escogido como lo más sobresaliente de lo que puede captarse en lo real de la copulación sexual, a la vez como el más simbólico en el sentido literal…” (p. 659). El porvenir de la significación del falo va a depender de la ley introducida por el padre (p. 661). Se ubica en este primer tiempo lacaniano la posibilidad de corresponderse como hombre o mujer en un momento de la enseñanza donde el falo se convierte en brújula.

Sin embargo, Lacan en su avance de la experiencia clínica va a diluir al padre ideal para anunciar que los nombres del padre se ponen en juego como nudos de la subjetividad, es decir que, la creencia en el Edipo y el padre del ideal se colocan en interrogante. Lacan va a validar al Nombre del Padre como un nudo más entre otros posibles amarres de la triada imaginario, simbólico, real. En este sentido Eric Laurent (2010) anuncia que “la ideología edípica no alcanza más” (p. 135) a propósito de la naturalización de la familia que no es la del psicoanálisis. El mismo autor, en su reciente publicación El niño y su familia (2018) vuelve a resaltar que “más que captar el Edipo como algo siempre ahí, que no cambiará jamás […] muestra cómo depende de las formas de evolución de la civilización” (p. 24). Se precisa que hoy, en medio de las familias diversas (monoparentales, homoparentales, reconstruidas) se abre la posibilidad de comprobar lo que Lacan comenzó a anunciar. ¿Y el niño en esta lógica? Dará una respuesta Lacan (2008): “objeto a liberado” (p. 268) lo que es una posición no del niño his Majesty de Freud sino la de objeto en la novela familiar: objeto a como residuo.

Al ubicarse hoy al niño transexual, ¿éste no cuestiona directamente al niño freudiano de la novela edípica?; ¿no se alinea más al niño como sujeto de goce lacaniano: objeto a liberado? Eric Laurent (2008) comenta a través de la experiencia analítica de Karl Abraham que “el psicoanálisis consistía en llevar al niño de la mano, hacerlo pasar por los distintos estadios –orales, anales, genitales- para finalmente llegar al buen uso del órgano genital dentro de la ficción edípica”. Esta no es la orientación lacaniana, sería una psicoterapia que hace creer al sujeto en el padre. El mismo Laurent (2018) determina que el niño de nuestro mundo contemporáneo no está estructurado inicialmente por el amor al padre y que la fragilidad del padre puede evidenciar síntomas difícilmente considerados como neurótico pero tampoco, apresuradamente, ubicados en la estructura psicótica, poniendo como ejemplo “la imposibilidad de habitar un sexo conveniente en el género asignado”. Esto último corresponde al fenómeno contemporáneo del niño transexual.

En el Seminario 20: Aún Lacan (2014) propone las fórmulas de la sexuación: lado mujer y lado hombre para aquellos sujetos que han pasado por la castración. En el lado hombre se ubica al sujeto tachado y, en el lado mujer, se ubica al objeto a en referencia al no-todo fálico. Esto es ya un ordenamiento del goce pensando en que no-todo puede limitarse. Esa elección inconsciente es un modo de habitar el lenguaje con una posición de goce. Se abre una pregunta que puede servir de brújula en la experiencia clínica: ¿atraviesa el niño transexual por la sexuación? La posición ética del psicoanálisis debe estar a la altura de su época tomando en esta referencia la invitación de Lacan al analista. No sería la de agarrar la mano al niño transexual para que pase por los estadios y finalmente se identifique con su tipo ideal de sexo. ¿Qué dice hoy este fenómeno en la cultura? En un mundo donde vivir sin límites es imperativo de goce, el recorte de éste se pone en cuestión: ¿qué sujetos hoy?

 

Referencia bibliográfica

Lacan, J. (2008). Seminario 16: De un otro al otro. Buenos Aires: Paidós.

Lacan, J. (2014). Seminario 20 Aun. Buenos Aires: Paidós.

Lacan, J. (2015). La significación del falo. Buenos Aires: Siglo Veintiuno Editores.

Laurent, E. (2008). El niño como real del delirio familiar. Obtenido de Wapol: http://wapol.org/pt/articulos/TemplateImpresion.asp?intPublicacion=13&intEdicion=2&intIdiomaPublicacion=9&intArticulo=1748&intIdiomaArticulo=1

Laurent, E. (2010). El niño como reverso de las familias . En El goce sin rostro (págs. 133-142). Buenos Aires: Tres Haches.

Laurent, E. (2018). El niño y su familia. Buenos Aires: Colección Diva.

Laurent, E. (18 de mayo de 2018). Los niños de hoy y la parentalidad contemporánea. Obtenido de Psicoanálisis lacaniano: https://psicoanalisislacaniano.com/los-ninos-de-hoy-y-la-parentalidad-contemporanea/