Archivo de la categoría: ENAPOL

La orientación del S (A) tachado – Conversación – ENAPOL

Conversación de Nel Guayaquil con Lizbeth Ahumada “Del trabajo de transferencia a la transferencia de trabajo”

Por: Ana Ricaurte Q. – Abril 29, 2021

He ido hilando una reflexión junto a la investigación que está dándose en las Escuelas sobre el tema del X Enapol “Lo nuevo en el amor.  Modalidades contemporáneas de los lazos”.  Traigo algunos puntos de las conversaciones hacia Enapol que puedo articular con la línea propuesta para conversar en la sede  “Del trabajo de transferencia a la transferencia de trabajo”.  Entonces, sitúo este nuevo amor con referencia a la experiencia analítica. Van estos hilos un poco sueltos, esperando hacer nudos con esta conversación.

Dijo Romildo do Rego, en la segunda conversación de Enapol, la articulación del amor de transferencia y lo nuevo necesita una mudanza conceptual y señala una línea de trabajo: que  el amor de transferencia se separe del carácter ilusorio con el objeto a.  

Demos importancia a esta indicación, para no olvidar que el discurso analítico da lugar al deseo más allá de los meandros imaginarios con el amor, en el que muchas veces está incluida su contracara, el odio del Otro.  Romildo dice que la gran invención de este discurso es un Otro que responda de otro modo.  El citó a Michel Silvestre sobre este amor que le hace contra a la pulsión de muerte.

Portillo en la segunda conversación, dice, el amor lacaniano no es reencuentro, es invención.  Es un amor que se inventa en la experiencia de análisis, algo nuevo.

Iordan Gurgel en una entrevista  sobre el tema de Enapol se refiere a un despertar para un nuevo amor, al haber tomado el síntoma que lleva la marca de un amor pasado.  Y la posibilidad de indagar indagar lo que sucede con el amor en ese trayecto, recorrido que va desde el inicio al final del análisis.

Para Alejandro Reinoso, algo nuevo es lo que hace disyunción en la repetición.  Y no sólo al final de un análisis, sino también en las entrevistas preliminares.  Con esa puntuación podemos ver que en una entrada en análisis se trata de algo nuevo respecto a la queja con la que alguien llega a buscar a un analista, al igual que en algún momento que se da una rectificación, un movimiento en la posición de goce, surge algo nuevo que hace disyunción con lo anterior, con el programa de goce instalado. Y algo que nos interesa sobremanera en la conversación de hoy es lo que Alejandro Reinoso propone como un giro al final del amor de transferencia, que encuentra una vía hacia la escuela como un nuevo interlocutor.

 El lugar de la escuela, desde Lacan y retomando las conversaciones de estos días, la escuela es un lugar donde se entregan los testimonios de los AE a la comunidad de analistas, lugar donde se vierte la enseñanza de lo singular de cada uno de ellos, extraído en su experiencia de análisis.

Los miembros y asociados de las escuelas, tenemos ese lugar de interlocutores ¿Lo tomamos? ¿Cómo participamos en ese nuevo amor?  ¿Consentimos a él?  Ya que se trataría de “la construcción de un Otro que es la escuela”, propuesto en el Seminario con Clara Holguín “La Escuela: Una respuesta a la estructura de la experiencia analítica”, que sigue el seminario de Miller El  banquete de los analistas.

Quiero precisar unas líneas que indiquen la importancia de un trabajo con la lógica femenina, de lo indecible, que se bordea en la experiencia de análisis bajo transferencia, lógica que permite una vecindad con el S(A) tachado, dirección que hace posible la transferencia de trabajo en la Escuela, fuera de la relación al ideal, el ideal de la escuela, al ideal del analista que no existe.  Pienso en la escritura de lo femenino en acto, más allá de la lógica macho que busca que todo calce, como nos enseñan los testimonios de Leonardo Gorostiza.

En este trabajo con referencias a las reflexiones de otros, cito a Ram Mandil en Bitácora 8 “Cuando el AE se produce: final de análisis y demanda de Pase”, él dice “El Pase resitúa para el analizado la dimensión del Otro o, más específicamente, de la inconsistencia del Otro. ¿Cómo responderá él a esta inconsistencia?”

“La demanda de pase implica un consentimiento a la “ficción del Otro”, sabemos que ese Otro fundamental al cual esta demanda se dirige es a la comunidad de analistas de la Escuela.  En esto incide un deseo de pase de la Escuela sobre los análisis y ese ·deseo de pase, como lo ha nombrado Ram Mandil, sería uno de los modos de la Escuela-sujeto.  ¿Podemos consentir a ese deseo de la Escuela-sujeto en tanto incidencia que empuja a avanzar el análisis de cada uno?

Y después de ese final que permite el ejercicio de enseñanza del AE, el Pase, tal como dice Marcus Vieira “Dejarme desplazar por lo que de real hay en el inconsciente me mantiene analizante y me ayuda cuando necesito acompañar, como analista, los descubrimientos de cada uno con respecto a su propia trama inconsciente.”   Una atención que continúa a la escritura de lo femenino.

Referencias:

Enapol.  Primera Conversación

Enapol.  Segunda Conversación

Enapol.  Alguien lo dijo.  Entrevista a Iordan Gurgel

Gorostiza, Leonardo.  Testimonios varios

Mandil, Ram.  Bitácora 8.  Cuando el AE se produce: final de análisis y demanda de Pase.

Vieira, Marcus A.  La escritura del silencio

La transferencia de trabajo

Por: Mónica Febres Cordero

Hay un paso a darse desde el  trabajo de transferencia hacia la transferencia de trabajo. En el primer caso hay una apuesta por la experiencia del propio análisis y un consentimiento a ella. En el segundo caso, se habría dado un desplazamiento de ese consentimiento hacia el grupo de analistas, los pares, frente a quienes y con quienes el saber adquiere otras dimensiones.

 A. di Ciaccia  narra un encuentro con Lacan en el cual Lacan supo convocar un deseo de otro orden porque concernía  “… al ser del sujeto”. Di Ciaccia estaba acomodado en una indecisión, respuesta que persistía frente al Otro materno. La intervención de Lacan en ese punto fue: “…hace falta escoger, querido mío” (1).

En el caso de nuestra sede, ¿se trata en cada decisión pendiente de un  acto de  escoger  confiar y  trabajar con otros y para el Otro Escuela? ¿Ir más allá de los goces singulares, excluyentes incluso en el goce de la exclusión, que obstaculizan el entusiasmo? Ruta que debe sin duda pasar por la experiencia de cada uno para tomar el riesgo de la asociación y   poner a prueba la oferta de trabajo que enmarca, desde lo simbólico, la vida institucional.

Consentimiento y confianza entonces. Y además, otro factor: el disfrute de la tarea compartida, de los hallazgos, de los tropiezos que se acogerían con respeto. Está lo simbólico, sin embargo, recuerda Miller, los estatutos nada pueden sin affectio societatis. Recuerda que Lacan invitaba a los analistas de su Escuela a ser buenos compañeros. ¿Es humor (una broma)? se pregunta Miller. Responde: “cada uno elige”. 

En otra referencia, en El Banquete de los analistas, Miller previene de hacerse el distraído. Entendemos: estar ahí cuando se puede decir algo y transmitirlo, sin distraerse.  Teniendo como horizonte el pase, sin distraerse. Situamos ahí la transferencia de trabajo.

Lacan nombra a la transferencia de trabajo en el Acto de fundación. Se refiere a la Escuela como experiencia inagural y especifica la labor de cada uno  para descubrir sus promesas y escollos, y establece: “La enseñanza del psicoanálisis solo puede transmitirse de un sujeto a otro por las vías de una transferencia de trabajo”. Más aún advierte que los seminarios (en ese entonces los cursos de Hautes Études), no fundarán nada si no remiten a esa transferencia. La transmisión se basa en la relación de un sujeto con otro. Concierne al lazo de uno con otro y se sostiene con el affecto societatis. (2)

(1) Di Ciaccia, “De la fondation par Un à la pratique à plusieurs”

(2) Lacan, J., Otros escritos, pg. 254

Comentario sobre los argumentos del X Enapol 2021

Por Elena Sper

El texto de Ram Mandil  aborda algunos lineamientos como la dimensión “de un real” que a diferencia del real de goce que hemos ubicado anteriormente  a partir de una prohibición nombra un  “nuevo real” más bien producido a partir del levantamiento de toda prohibición facilitado por los alcances de la técnica, un empuje al goce sin límite. Al todo es posible,  a la negación, a la incapacidad  de permitirnos el “no”, Un “no” que permita al sujeto a hacer algo, y que le impida , más bien de estar en condiciones de hacerlo todo. A este punto Byung -Chul Han  lo llama  un “exceso de positividad,” en donde las ideas de libertad y desregulacion, eliminan en masa barreras y prohibiciones, que son las que constituyen una sociedad regulada  y las consecuencias de esta deslimitación y falta de barreras ; es más, una promiscuidad generalizada, en la cual creería que no habría posibilidad de  alojar el amor sino más bien lo real puro del goce. 


Podríamos articular a esto también  con respecto, a la dignidad del amor en contraposición a la degradación de la vida amorosa lo que Freud nombró  como el Das Ding, aquel objeto del cual nunca podremos volver a obtenerlo y que deberíamos entonces aceptar  aquellas satisfacciones  sustitutivas a las que sólo podemos alcanzar. Una demanda o una exigencia más allá de esto no produce otra cosa que los caprichos del amor y  una constante desorientación. 


Gabriel Racki  titula su argumento  “Los Poros del amor”, convoca y orienta hacia muchos ejes relacionados entre sí , encontraría mejor llamarlos los “agujeros del amor “ como el texto lo indica agujeros posibles por una experiencia analítica, si hay algo de la experiencia que en sus finales, más allá de dar cuenta de lo real y de la ausencia del significante que complete el saber, también da cuenta sobre aquello que Lacan menciona como  “No hay otro del Otro” punto medular que se logra  evidenciar en un análisis, a partir de ahí,   la queja queda sin sentido alguno, no hay queja dirigida  a un otro y esto abriría una dimensión posible a un amor menos loco y más apacible que permita el lazo amoroso de la buena manera, o el bien decir del amor. 
Nos encontramos con la inexistencia del Otro como el Otro del goce, y esto abre justamente  la dimensión de los agujeros del amor. Poros del amor que, que emergen en un final de análisis, aquellos significantes sin sentido, nos conducen a la creación, a la invención necesaria para hacer existir el amor posible, desbrozado de las exigencias que muchas veces hace que emerge a la otra cara del amor, al odio. 

Preguntarnos sobre lo nuevo del amor como lo plantea Alejandro Reinoso, es poder  pensar qué nuevas formas o qué elementos podrían sustituir a la palabra de amor que hace la función de lazo  entre dos, entre los dos goces tensión del Uno, porque ahí donde el goce autoerótico impide la relación sexual , la palabra de amor vela esta imposibilidad permitiendo un amor posible y amable. En la actualidad, ¿qué podría velar esta imposibilidad?  ya que el empuje no es velar lo imposible sino más bien develarlo, denunciarlo, negando así la hiancia que a todos nos atraviesa. Quizás muchas cosas  podrían estar haciendo dicha función, el consumo y la  obtención sin fin de objetos, el empuje a la infinita juventud, a la belleza y a la estética, a manera de obturar, reemplazar y compensar, la afectividad, la atención y aproximación entre los sujetos, necesaria en la relación amorosa. Lo vemos sobre todo como modelo de amor en los lazos de padres e hijos tratando de evitar las dificultades propias de la relación con la proveeduría, con todo tipo de artilugios que las tecnologías y el mercado ofrece, pero a esto no escapa tampoco a las relaciones amorosas de las pareja contemporáneas capturadas  por el  consumo quedando relegado el  amor como prioridad. 

Presentación de las secciones del boletín ahh?!

Del X ENAPOL

Estas cuatro secciones serán cuatro hilos que se trencen, abiertos a sumar contingencia, novedad, provocación y encuentro en nuestro rumbo hacia el X ENAPOL. Sus contenidos se anunciarán como destellos en el boletín y quedarán invitados a leerlos, en detalle, en la página web del X ENAPOL.

Alguien lo dijo

Sintagma tomado del principio de Bourbaki: “alguien lo dijo, alguien lo hizo decir, alguien lo consideró importante”, alojará los decires de colegas en torno a citas vivas, preguntas y líneas de investigación que toquen el campo del amor y sus novedades. “Alguien lo dijo” permitirá que circulen piezas precisas y transfieran su interés, como combustible, a la indagación que cada uno esté sosteniendo. Trabajo en transferencia.

Polis-amor

“Polis amor”, invita a jugar con el malentendido. Desde la polis, como espacio social donde se tejen los lazos, hasta lo poli, vinculado a la pluralidad, lo múltiple y también lo diverso.

“Polis amor” será el espacio, en el boletín del ENAPOL, donde analistas y no analistas contribuyan con sus lecturas y articulaciones sobre la pregunta que nos convoca en este Encuentro ¿Qué es lo nuevo del amor? ¿Cuáles son las modalidades contemporáneas de los lazos? ¿Cómo ello se expresa en la ciudad, en el arte, en los discursos de la cultura?

Dejarnos enseñar por lo que dice la literatura, la poesía, la música, el cine, lo que dicen las paredes de la ciudad, los actores de la polis, casi continental de nuestras tres escuelas, sobre lo poli de los lazos y del amor, ¡es la apuesta!

Provocados, invitados, estamos todos. Iremos leyendo a uno por uno en la respuesta singular a esta propuesta de elaboración.

Cart@s

La sección Cart@s alojará breves intercambios epistolares entre colegas. Este espacio busca que se produzca una correspondencia no cerrada en un saber expuesto, sino que deje abiertos nuestros poros vía preguntas, ocurrencias o puntuaciones provocativas. El tono es informal, modo email, chat, postal.

¡Será un gusto sobrevolar, luego, las tierras del ENAPOL y leer estos surcos epistolares!

Diccionamorario 2.0

El lenguaje -en su elucubración sobre lo que afecta a los cuerpos y tocado por lo vivo de lalengua-sigue escribiendo lo nuevo en el amor. Esta sección recibirá aportes de la comunidad para la escritura colectiva de un diccionario que presente las nuevas palabras, modismos, neologismos, locuciones que conciernan al amor y las nuevas modalidades de sus lazos. Las letras entrarán en el torbellino de los modos de decir el amor en cada localidad y resonarán, al final, en la polifonía del país del psicoanálisis.

¡Invitados a leer, a escribir, investigar, a dejarse flechar, concernir… amar!

Comisión Boletín y Comisión Cultura, X ENAPOL.

Diccionamorario 2.0 – ENAPOL

DICCIONAMORARIO 2.0

Queridos colegas,
Escribimos para invitarlos a hacer un aporte a la sección DICCIONAMORARIO 2.0, que pasará por el Boletín ahh?! del X ENAPOL y se alojará en su página web.
El lenguaje -tocado por lo vivo de lalengua y en constante elucubración sobre lo que afecta a los cuerpos-, sigue escribiendo lo nuevo en el amor. La invitación es a que envíen palabras, modismos, neologismos, locuciones actuales y locales que conciernan al amor y las nuevas modalidades de sus lazos. Les pedimos que, con la definición del término, incluyan un breve ejemplo que aclare su uso y que informen la localidad (ciudad, país) desde donde escriben. Publicaremos el nombre de quién hace el aporte.
Estos textos -que no superarán los 400 caracteres con espacio incluido-, los recibiremos en el correo del Boletín del X ENAPOL, boletinxenapol@gmail.com, desde hoy mismo.  Irán viendo aparecer este vuelo de letras en el curso del año. Cuando llegue el momento de encontrarnos contaremos con un resonante tesoro de significantes.
¡Anímense a escribir! Esperamos sus aportes.

Comisión Boletín ahh?! X ENAPOL

X ENAPOL: Primera Conversación

El día 13 de diciembre se realizará la primera Conversación:
Argumentos del X ENAPOL
, para la cual ya están abiertas las inscripciones.
Compartimos el afiche del encuentro.

Puedes revisar los argumentos en: http://x-enapol.org/argumentos/
Para la inscripción: https://forms.gle/cCQZyJgkaQP7KncF8

X ENAPOL

X ENAPOL
X Encuentro Americano del Psicoanálisis de la Orientación Lacaniana
XXII Encuentro Internacional del Campo freudiano

Queridos colegas:

Es una gran alegría para la FAPOL anunciarles que en el lapso de un año tendrá lugar nuestro próximo Encuentro Americano de la Orientación Lacaniana, XXII Encuentro Internacional del Campo freudiano, cuya sede será esta vez la ciudad de Santiago de Chile desde donde nos reuniremos a través de los medios virtuales durante el fin de semana del 9 y 10 de octubre de 2021.

El tema que nos convoca en esta oportunidad es: 

«LO NUEVO EN EL AMOR. MODALIDADES CONTEMPORÁNEAS DE LOS LAZOS».

Será un evento muy especial, una propuesta audaz y absolutamente inédita en la historia de nuestros encuentros, a través de la cual se conectarán simultáneamente las 39 ciudades de América que reúne la FAPOL, con la capacidad excepcional de poder inscribir a todos aquellos interesados y concernidos por el psicoanálisis de la orientación lacaniana que deseen participar.

Para la conducción de este gran acontecimiento hemos depositado nuestra confianza en nuestras colegas Lizbeth Ahumada Yanet como Presidenta y Luisa Aragón como Directora.
Contamos también con los colegas: Alejandro Reinoso, Ram Mandil y Gabriel Racki en la Comisión Científica; y con Rosa Lagos, Carmen Silvia Cervelatti y Betty Nagorny en la Comisión Organización.

Muy pronto les compartiremos el afiche y más novedades.

Bureau FAPOL
Viviana Berger – Presidente Ricardo Seldes – Vicepresidente
Iordan Gurgel – Secretario

IX Enapol “ODIO, CÓLERA, INDIGNACIÓN”: Película RABIA – Sebastián Cordero

¿Te interesa el tema del IX Enapol “ODIO, CÓLERA, INDIGNACIÓN” que se realizará en Sao Paulo en el mes de septiembre?

Estamos trabajando sobre él.  Hemos elegido la película Rabia, de Sebastián Cordero y tenemos una entrevista con este Director de cine, quien nos visitó en la Nel para conversar sobre estas pasiones: OCI, en los personajes y en la historia de la película.

Nos gustaría recibir tu comentario.  ¡Esperamos tu participación!

Enlace de película: https://zoowoman.website/wp/movies/rabia/

Entrevista completa: https://youtu.be/1kGoinqCKm4

Extractos de entrevista: https://youtu.be/60x1odgSvgU